Ranas: resistir en los pliegues de la tierra

41% de los anfibios afronta una amenaza global. Colombia es el segundo país más rico en diversidad, con 812 especies.

Explora alumbra con luz frontal el drama mundial de los anfibios, los primeros vertebrados en colonizar la tierra que han habitado el planeta desde hace unos 350 millones de años. Ellos vieron aparecer y desaparecer los dinosaurios y nacer los continentes en los que hoy vivimos. En las últimas décadas se han extinguido por lo menos 120 especies, o han llegado a una situación crítica por la pérdida de hábitat, la contaminación, la introducción de especies invasoras, el tráfico ilegal, el cambio climático y las enfermedades emergentes. Evitar la pérdida de especies es un compromiso subrayado como urgente por la comunidad científica.
El Parque, en particular su Vivario, están comprometidos con la conservación de anfibios nativos de Colombia y únicos en el mundo, altamente amenazados por riesgos no mitigables y que, hasta ahora, no tenían un abanderado de su protección: la rana chocolate de Antioquia (Hyloscirtusantioquia) y el sapo arlequín de Santa Marta (Atelopuslaetissimus), embajadores de su especie que, desde Explora, serán el punto de partida de un programa orientado a asegurar poblaciones y a evitar así su desaparición. 

 

Algunos datos

- Existen por lo menos 3 enfermedades emergentes producidas por los hongos Batrachochytriumdendrobatidis y Batrachochytrium salamandrivorans

- Un iridovirus llamado ranavirus ha puesto en riesgo la vida de cientos de especies y ha causado la extinción de otras como el sapo dorado de Costa Rica y la rana ornitorrinco de Australia.

- En Antioquia se encuentra la tercera parte de los anfibios del país. Existen al rededor de 244 especies de anfibios, en Colombia 812 y en el mundo 7789 especies

- Colombia es el primer país con más especies de anfibios amenazados: 225, el 27,7% del total.

- Se estima que las amenazas de 500 especies de anfibios en el mundo no se pueden mitigar lo suficientemente rápido para salvarlas de la extinción.

- La tasa de extinción de los anfibios es 1000 veces más rápida que la de cualquier otro evento, hace millones de años.

- Los anfibios son los barómetros del estado del ecosistema, habitan el medio acuático y terrestre y su piel sensible nos informa de las alteraciones del ambiente.