Reimaginar los museos con Latinoamérica liderando

COMPARTIR

Por Nina Simon, experta en diseño participativo de museos y exposiciones. Directora del Santa Cruz Museum of Art and History (MAH).

Versión original en inglés: Reimagining Museums with Latin America Leading the Way

A principios de este mes, asistí a una conferencia que renovó mi fe. Noté que era diferente desde la puerta de entrada. No había alguna, en cambio sí un exuberante jardín en medio de la ciudad al que me adentré fácilmente. Oradores valientes de docenas de países presentaron proyectos audaces y participativos; las aves volaron a través de los debates y las voces del español y el inglés se mezclaron mientras los 700 participantes discutían, bailaban y repensaban los museos con imaginaciones nuevas.

El Museo Reimaginado, es un evento que reúne a profesionales de museos de América del Norte y América del Sur para explorar el potencial de estos como catalizadores del cambio social. Este año, del 1 al 3 de noviembre, se realizó la segunda edición en Medellín, Colombia. 

Si bien he asistido a conferencias con un enfoque similar en muchos países, El Museo Reimaginado fue algo distinto. Los asistentes latinoamericanos, en Medellín, idearon estrategias de transformación a un nivel más allá de lo que he experimentado en otros lugares. Estaban más comprometidos, trabajaban con pasión y se unían para celebrar y seguir adelante. La conferencia rebosaba de alegría, participación y comunidad. 

Fue un evento increíble y me sentí honrada por ser parte de él. Estas son algunas de las cosas que hicieron que El Museo Reimaginado fuera tan especial:

Parece que los museos de América Latina persiguen más vigorosamente el trabajo basado en las necesidades de la comunidad que las instituciones de otras partes del mundo. Estoy generalizando groseramente aquí, pero en su mayoría, los museos europeos son conservadores y encuentro a los de América del Norte reacios al riesgo. Los latinoamericanos que conocí en Medellín emergían muy por delante del resto de nosotros. Los delegados se veían convencidos del valor y del poder del trabajo comunitario y estaban de acuerdo con dos conceptos básicos: que los museos deberían adoptar la co-creación con sus públicos y que estos deben desempeñar un papel importante en la construcción de las ciudades. 

Tuve la oportunidad de conectarme con curadores que trabajaban en exhibiciones junto a prostitutas; con jóvenes produciendo contundentes programas de radio sobre museos; con pioneros en la creación de museos comunitarios y con diseñadores fabricando espacios para la reconciliación y la transformación de las naciones. 

Todo esto lo encontré en Medellín, una ciudad donde las instituciones culturales fueron fundamentales para convertir el crimen y el miedo en esperanza y belleza, y donde los ejemplos de esta transformación, no solo están en las voces de sus habitantes, sino en los lugares donde estuvimos. Fue refrescante y poderoso hablar con otros teniendo los valores comunitarios como punto de partida.

La sede fue un ejemplo vivo de cómo los museos pueden ser catalizadores del cambio social. El Parque Explora abrió sus puertas hace diez años como un proyecto de desarrollo comunitario. Ubicado en un sector marginado, le ofrece a sus vecinos un museo de ciencia y tecnología, un acuario amazónico, un vivario, un planetario, un taller público de experimentación y una gran cantidad de plazas abiertas. El personal del Parque Explora está profundamente comprometido con el trabajo co-creativo, ambicioso y colectivo. Fue increíble ver la diversidad de visitantes que recorrían sus instalaciones con entusiasmo desde la mañana a la noche. Familias jugando, vendedores ambulantes, estudiantes besándose e, incluso, ancianas consejeras.

La conferencia en sí misma fue un modelo de creación de puentes sociales. Los grandes carteles del evento, las paredes llenas de preguntas sobre cómo ser museos hoy y los espacios abiertos, hicieron que el encuentro fuera permeable para los ciudadanos. En la  noche del 2 de noviembre, hubo un concierto gratuito al aire libre a cargo de la Orquesta Filarmónica de Medellín. Cada asiento fue ocupado con asistentes de El Museo Reimaginado y con las familias del vecindario. Nos embarcamos en una Navegación por el Universo

Los invitados a la conferencia venían de distintas latitudes y estaban ansiosos por conectarse. ¡Qué delicia aprender junto a personas de tantas regiones y contextos diferentes! Todo el evento fue traducido simultáneamente al inglés y al español. En la mayoría de los paneles, era común ver oradores de distintos países. Cada auditorio era una mezcla de perspectivas e idiomas. Escuché nuevas ideas, historias y desafíos en cada espacio. Estaba continuamente hambrienta por aprender más.
 
El encuentro fue alegre y lleno de energía. Las sesiones se estructuraron de forma inteligente con diferentes tiempos y formatos, como  paneles, talleres, presentaciones participativas y una intenso juicio en el que la co-curaduría fue puesta a prueba. Pero la energía fluyó mucho más allá de las sesiones. El espacio se prestaba para tener conversaciones imbricadas, para deambular de una mesa a otra y terminar en una línea de conga (sí, sucedió). No era raro que un grupo comenzara a cantar, o que la gente se parara en aplausos espontáneos en la mitad de una presentación. Muchos delegados trajeron regalos. En lugar de muestras comerciales o panfletos publicitarios, las personas intercambiaban camisetas, fanzines y baratijas. El evento de clausura fue una fiesta de baile salvaje. Perdí la voz cantando canciones que no conocía en un idioma que apenas hablo. Toda la experiencia fue estimulante y profundamente humana. Sentí que hice nuevos amigos en medio de una comunidad de personas a las que espero volver a ver.

Mira la conferencia que dio Nina Simon durante la edición de El Museo Reimaginado 2017: El arte de ser relevantes.

TESTIMONIALES
Muchas gracias a los organizadores: Fundación TyPA, AAM y Parque Explora. No puedo esperar para ir otra vez, y espero que muchos de ustedes se unan a mí, en el próximo Museo Reimaginado en 2019.Directora del Santa Cruz Museum of Art and History (MAH)