Educar es conectar con los proyectos de vida de los estudiantes

¿Cómo cambiar la escuela? Nos lo cuenta María. Fragmentos de una historia

Por: Pepe Menéndez, comunicador y consultor en procesos de transformación profunda de la educación. Fue parte del equipo directivo de Jesuïtes Educación, que imaginó, diseñó y desarrolló el proyecto de transformación educativa “Horitzó 2020” en Cataluña

María tiene 14 años y estudia secundaria en una escuela en Barcelona.


Un domingo por la noche, viendo la televisión, escucha una noticia que le impacta profundamente. La policía ha decomisado en el puerto de Barcelona una gran carga de ropa que pretendían entrar ilegalmente. Lo que más le impresiona a María es que la ropa había sido elaborada por niños y niñas de ocho años de edad en otro país. María sintió un escalofrío. ¿Es posible una noticia así?


A la mañana siguiente, María quiere compartir su inquietud con sus compañeros y con sus profesores. Como cada mañana, los alumnos se sientan en unas gradas al inicio de la jornada. Y María expresa su inquietud: ¿Por qué existe el trabajo de explotación infantil? ¿Por qué compramos ropa hecha por niños y niñas de ocho años de edad? La pregunta resuena en el corazón de sus compañeros y de sus compañeras y sus antenas se agitan enérgicamente. Esta escena es algo habitual en el colegio de María.


Su curso lo componen 60 alumnos y tres profesores de Lengua, Ciencias y Humanidades. Los profesores se sienten interpelados y proponen trabajar un proyecto que dé respuesta a la inquietud de María. El tema encaja perfectamente con proyectos que los profesores han preparado, relacionados con el temario oficial. Así que les proponen estudiar el Feudalismo, la revolución industrial y algunos de los efectos de la Globalización.


Pero yendo más allá, les proponen explorar la información, ordenarla, intercambiar puntos de vista, incluso redactar sus averiguaciones en grupos de a cuatro para cribar su veracidad. Y también les proponen el diseño de una creación artística que sea ejemplo de esas conclusiones. Y finalmente les proponen compartirla en el gran grupo. En realidad, los profesores están activando competencias relacionadas con la lengua, la Historia, el análisis crítico, la creación artística. Les están ayudando a crear conocimiento colectivo.

 

Les están ayudando a desenvolverse en el mundo del mañana. Cuando acaba la jornada, los profesores proponen a los alumnos otra vez reunirse en las gradas. Porque es el momento de adquirir conciencia de cómo aprendemos. Hacernos conscientes de cómo aprendemos es una de las mejores inversiones de futuro de una persona. Es el momento de fijarse en los procesos, de pararse, de mirar hacia dentro.


Y también es el momento del agradecimiento. Una de las prácticas más habituales de la espiritualidad de los jesuitas. María vuelve a casa y es un torrente apasionado que quiere explicar a sus padres lo que ha vivido y lo que ha aprendido en la escuela. Sus padres se miran atónitos de que una adolescente quiera compartir lo que ha aprendido en el colegio.
Esto que les estoy explicando existe. Se llama Horizonte 2020. Yo tuve el privilegio de formar parte del equipo directivo que lo ideó, diseñó y lo lanzó hace años en las escuelas de jesuitas de Cataluña. Situadas todas ellas en contextos sociales diferentes; escuelas, alumnos y educadores trabajando en red. El proyecto Horizonte 2020 es un proyecto de cambio sistémico a partir de una serie de acciones simples, que no significa grandes presupuestos y que se pueden aplicar en muchos tipos de escuelas, que necesitan ilusión, vocación y un tiempo de formación diferente.


Tres fundamentos de Horizonte 2020

 

1) El primero es conectar la escuela con la vida de los alumnos. Aprender lo que queremos ser. Como en el caso de María, ella lanza su inquietud desde sus vivencias, desde sus emociones. Y los profesores proponen trabajar un proyecto que conecte con esa inquietud. Aprender es vivir experiencias que nos dejan huella. Nos lo señaló el padre Vila y  nosotros lo estamos poniendo en el centro del sentido de la escuela.

2) El segundo fundamento es empezar los trabajos escolares con preguntas que los alumnos deben buscar y responder. Es lo contrario de profesores que empiezan dando todas las respuestas para memorizar. Como en el caso de María, la actualidad nos proporciona muchas posibilidades de preguntas para los alumnos. En nuestras escuelas los estudiantes trabajan durante varias semanas en proyectos que los profesores han preparado previamente. Profesores de diferentes disciplinas. Pero para eso necesitábamos introducir cambios radicales en la escuela, rompiendo mitos como la división por asignaturas, o que con pocos alumnos se aprende mejor. Nosotros hemos conformado grupos numerosos de alumnos que nos permite tener tres profesores en el aula. Lo cual también nos permite socializar el aprendizaje, mezclar las disciplinas, llegar a una mayor diversidad de alumnos y también contribuir a hacer viable el proyecto económicamente. 

3) El tercer fundamento es cambiarnos el chip como profesores. Desde nuestra ilusión, hemos tenido que aprender a trabajar de una manera como nunca fuimos enseñados. Desaprender para aprender de otra manera. Aprender los instrumentos que los alumnos deben aplicar en el aula, como el trabajo cooperativo o el trabajo por proyectos. Hemos conocido un proceso de mayor protagonismo y empoderamiento para ir más allá de recitar información. Y también nos hemos dotado de instrumentos para la evaluación integral, que nos permite acompañar a los alumnos para que sean conscientes de lo que saben y de lo que son capaces de hacer. Hemos cambiado la función tradicional de los profesores.


Esto que les cuento no solo pasa en nuestras escuelas, está ocurriendo en muchísimos lugares del mundo. ¿Uds. Se imaginan lo que significa, después de tantos siglos de hacer lo
mismo, un cambio de estas dimensiones que se está produciendo en tantas escuelas del mundo? En Cataluña, por ejemplo, en los dos últimos años, más de 500 escuelas, públicas y privadas, estamos trabajando juntos para profundizar en este proceso de transformación. En realidad, es como una especie de primavera pedagógica que hubiera estallado por la ilusión de tantos maestros y por la demanda de tantas familias.

Al principio, nuestros profesores tenían miedo de que este modelo pudiera afectar negativamente en las evaluaciones estandarizadas. Pero cinco años después de haber comenzado el proyecto, no solo los resultados académicos siguen altos, sino que hemos conseguido llegar a una mayor diversidad de alumnos. Y lo que es más importante, tres grupos internacionales de investigación universitarios nos señalan avances notables en el clima de aula, la creatividad de los alumnos y los efectos del trabajo cooperativo.

(…)

Yo creo que estamos despertando de un largo letargo y estamos llegando a una clara convicción: educar es conectar la escuela con el proyecto de vida de cada uno de nuestros alumnos.
 

TESTIMONIALES
María vuelve a casa y es un torrente apasionado que quiere explicar a sus padres lo que ha vivido en la escuela.Pepe Menéndez
Es vital conectar la escuela con la vida de los alumnosPepe Menéndez
Empezar los trabajos escolares con preguntas que los alumnos deben buscar y responder. Lo contrario de profesores que empiezan dando todas las respuestas para memorizar.Pepe Menéndez
Contenidos relacionados
Revista Explora 2018
Una historia de Juan Pablo Gaviria, Director de Innovación y desarrollo. Dar el paso se nos manifiesta otra vez, una...
Revista Explora 2018
Fragmentos de una historia de Olga Ramos y Carlos Valencia Más de una década de innovación pedagógica con...
Revista Explora 2018
Rodolfo Llinás estuvo en el Parque Explora en charla pública el sábado 15 de septiembre, como parte del capítulo de...
Revista Explora 2018
No hay aprendizaje significativo sin relaciones significativas. Con esta convicción construimos proyectos como...
Contenido Popular
Ciencias Sociales y Humanas
Construir una sociedad democrática y en paz requiere promover diálogos plurales en los que participe la sociedad...
Ciencias Sociales y Humanas
Apreciados amigos: Su país ha llegado a un momento histórico. Después de muchos años de conflicto, el proceso de...
Ciencias Sociales y Humanas
El pasado jueves 22 de octubre en el Parque de los Deseos los invitados expusieron las dificultades que enfrentan...
Fiesta del libro y la cultura
Redacción: José Martín Senovilla La determinación de la naturaleza del tiempo ha sido, y es, un problema crucial...