Las contadurías de un financiero

La planificación de un museo

Una historia de Andrés López, director financiero y de proyectos.


La inutilidad de los planificadores de escritorio y de la planificación estratégica estandarizada, que no se adecúa a las necesidades ni a la naturaleza de la organización que busca orientar.
La planificación estratégica debe ser entendida como un proceso participativo por medio del cual las organizaciones establecen un horizonte de mediano y/o largo plazo con propósitos claros, medibles, cuantificables y sobre todo alcanzables. Muchas veces los procesos de planificación estratégica se convierten en formalismos adoptados por los directivos de las organizaciones para dar cumplimiento a las expectativas de los grupos de interés, internos y externos, respecto a la plena realización de métodos y metodologías estándar de trabajo, adaptadas con éxito en otras compañías y diseñadas meticulosamente en los centros de formación académica.


Sin embargo, muchas veces olvidan de que, pese a que existen múltiples métodos para llevar a cabo procesos de planificación estratégica, de nada sirven si no se adecúan a las necesidades y la naturaleza misma de la organización que se quiere intervenir


La planificación también entraña investigación, pensamiento científico, la administración también. Estamos acostumbrados a limitar el concepto de ciencia a disciplinas que nacen y mueren para descubrir la vida, el estudio de los patrones que nos permiten entender la materia, o la razón por la que estamos hoy, acá, rodeados de luz y de oscuridad.
Pero las organizaciones también son vida, con elementos que se entrecruzan y se mimetizan para dar lugar a reacciones. Las organizaciones están vivas, sobre todo, porque son dirigidas por seres humanos, cambiantes, con expectativas, con horizontes de acción. Como cúmulos de células que interactúan y dan lugar a un organismo complejo, así son las empresas, con personas que se relacionan para dar origen a otro organismo vivo:
La organización. Puede entenderse aquí, de hecho, que la palabra organización no ha sido escogida desde la administración como resultado del azar, ni porque signifique un sistema ordenado de procesos y recursos, sino porque, también, puede hacerse el símil de organización con organismo, precisamente del tipo de organismos que estudia la ciencia.
Los organizaciones tienen propósitos, muchas veces no lo suficientemente claros como para que logren ser materializados por las personas que los conducen.  En todo caso las preguntas de los líderes siempre están orientadas a establecer los mecanismos que garanticen la sustentabilidad en el tiempo, el mejoramiento de los procesos y los tiempos de ejecución, la gestión permanente de la innovación, el aumento de la productividad y el liderazgo en el mercado.


El Parque Explora es una organización distinta, porque se aleja de las expectativas exclusivamente económicas. Es una entidad museal. Es un Centro de Ciencia y Tecnología. 
Es un espacio de encuentro ciudadano que promueve la divulgación y la apropiación científica. Es un escenario cultural. Eso nos hace distintos. No distintos para no establecer métodos de análisis que permitan conocernos en detalle, o para no diseñar posibilidades de trabajo y mecanismos de medición. 
Ser una entidad distinta hace que quienes tenemos el privilegio de administrarla y conocerla desde su corazón, afrontemos un reto mayor, porque nuestros logros no se establecen únicamente en recursos tangibles como, por ejemplo, los excedentes generados, el incremento en los ingresos percibido o el mayor volumen de proyectos firmados y ejecutados. 
Nuestro propósito intangible es aún más importante y mucho más difícil de medir: reconocer en el talento de las personas las posibilidades para su desarrollo. Las posibilidades para ampliar el conocimiento y sus fronteras desde lo científico y lo cultural. Es un propósito tan desafiante que, si no se piensa con rigor científico para alcanzarlo, medirlo, aprovecharlo y comunicarlo, difícilmente llegaremos a él.


Pero, ¿cómo lograr un proceso de planificación estratégica en una entidad tan distinta a todas las demás? En 2018, el Parque Explora avanzó en un importante trabajo de planificación enfocado en la revisión de su misión y visión, así como en la definición de las cinco líneas estratégicas, alrededor de las cuales avanzaría toda su gestión interna y su posicionamiento de marca frente a clientes, competidores y usuarios. 
Estas líneas son: 


•    Ofrecer una experiencia de visita memorable
•    Construir Experiencias Memorables de Aprendizaje (EMAS)
•    Estimular una ciudadanía participativa y activa
•    Innovar para la educación
•    Crear sostenibilidad financiera


Cada una de estas líneas con sus indicadores, metas y propósitos fueron definitivas para que desde Colciencias evaluaran nuestra gestión y nuestros procesos y nos elevaran a la categoría de Centro de Ciencia


2019 nos propone un reto distinto, estamos obligados a garantizar una evolución constante, a volver a revisar nuestros procesos de planificación estratégica para validar lo que hacemos y verificarlo frente a lo que queremos ser, en un período de tiempo determinado.


Como centro de ciencia, estamos llamados a introducir pensamiento complejo al proceso administrativo desde la etapa misma de la planificación, a revisar cuáles son los elementos constitutivos que nos harán posicionar local, nacional e internacionalmente como un referente en la ejecución de proyectos de divulgación y apropiación científica con alto valor social. El 2019 ofrece una oportunidad única para redefinir el camino, ampliar las metas, optimizar los recursos teniendo en cuenta que, por fortuna, la planificación es un proceso flexible, en permanente examen para que, con todo el rigor heredado de la ciencia, podamos evaluarnos de una forma más real, más sensata, analizando nuestros logros intangibles y entendiendo que se nos ha llamado a aportar en la exigente reconstrucción de un tejido social que, con urgencia, lo necesita.
 

TESTIMONIALES
Ser una institución cultural implica retos mayores a quienes tenemos el privilegio de administrarla y conocerla desde su corazón.Andrés Lopez
Con todo el rigor heredado de la ciencia, es preciso que las instituciones como Explora se evalúen de una forma más real, más sensata, reconociendo sus aportes al desarrollo de las capacidades de la gente, en una sociedad que se lo reclama.Andrés Lopez
Los logros no se establecen únicamente en recursos tangibles, los intangibles son más importantes y mucho más difíciles de medir: reconocer en las capacidades de las personas sus posibilidades de desarrollo.Andrés Lopez
Contenidos relacionados
Revista Explora 2018
Una historia de Juan Pablo Gaviria, Director de Innovación y desarrollo. Dar el paso se nos manifiesta otra vez, una...
Revista Explora 2018
Fragmentos de una historia de Olga Ramos y Carlos Valencia Más de una década de innovación pedagógica con...
Revista Explora 2018
Rodolfo Llinás estuvo en el Parque Explora en charla pública el sábado 15 de septiembre, como parte del capítulo de...
Revista Explora 2018
¿Cómo cambiar la escuela? Nos lo cuenta María. Fragmentos de una historia Por: Pepe Menéndez, comunicador y...
Contenido Popular
Ya tienes tu boleta, ¡ahora prepárate para la diversión!   Con tu pasaporte tienes derecho a visitar los...
Salud
Fany Arango es auxiliar de enfermería. Vive en Medellín y aunque a diario se enfrenta con la vida y la muerte,...
Biodiversidad y Biología
  26 Minutos | Un documental de Longtail Distribution Network Tentáculos flexibles y alargados; rápidos...
Fiesta del libro y la cultura
“¿Qué es, pues, el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé...